Grupo Barcelona lanza Torres Mirador II



Desde sus inicios, en el año 2007, el Grupo Barcelona apostó por el desarrollo inmobiliario de Paraguay con espíritu visionario, en una época en la que las personas aún no se inclinaban demasiado por la vida en departamentos. Hoy, habiendo concretado una serie de proyectos exitosos y ganado la confianza del mercado, dio inicio a la etapa de preventa de Torres Mirador II, la tercera del gran complejo que se convirtió en su marca registrada. Próximamente, el Grupo empezará la construcción de este nuevo bloque.

Con Torres Mirador, el Grupo Barcelona propone un nuevo concepto de vivienda que conecta los valores de la vida tranquila y saludable de hace un tiempo atrás con la comodidad, practicidad y modernidad que las personas buscan actualmente. Esto, lo han conseguido conjugando una ubicación estratégica, sobre la Avenida Santísima Trinidad, y una gran variedad de confortables amenities. Todo, ofreciendo una excelente relación entre precio y calidad.

Uno de los principales objetivos del Grupo con este complejo es que las personas pasen menos tiempo transportándose de un lugar a otro y más disfrutando con su familia y sus amigos. "Sabemos que, hoy más que nunca, la ubicación es un aspecto clave en materia de vivienda y la zona en la que está ubicado el complejo se ha ido consolidando desde que iniciamos el proyecto, allá por el 2012. La gente busca vivir cerca de sus puntos de interés: el trabajo, el colegio de los chicos, el club; principalmente, porque el tráfico en Asunción está cada vez más complicado y el poder acceder fácilmente a todos estos lugares impacta positivamente en su calidad de vida", indicó Alfredo Heraso, director general del Grupo Barcelona en Paraguay.

"Las amenidades también juegan un rol fundamental. A las personas les interesa vivir en lugares donde puedan hacer algo más que ir a dormir y eso es justamente lo que brinda Torres Mirador: espacios que invitan a relajarse; pensados para el entretenimiento, la actividad física y el disfrute de la vida social", agregó el ejecutivo.

En cada una de las torres, los detalles están minuciosamente cuidados. El diseño es moderno, vanguardista y su vez, funcional; mientras que los materiales son de la mejor calidad y las terminaciones, impecables.

De acuerdo con Heraso, con Torres Mirador, el Grupo brinda una opción de vivienda mucho más económica, acorde con los precios y el estilo de vida del resto del mundo.

El Grupo Barcelona es además administrador de las Torres, un concepto muy importante dentro del desarrollo inmobiliario y una característica que los define, y al mismo tiempo, le permite estar cerca de los clientes.

La Torre II
Esta torre estará conformada por 76 departamentos de uno, dos y tres dormitorios, con superficies aproximadas de 60, 90 y 120 metros cuadrados propios.

Como las demás, se destacará por sus amenidades, que incluyen dos piscinas exteriores, playground para niños, gimnasios y salones de eventos con parrillas. Este bloque contará además con un sauna seco y otro húmedo.

Un Grupo con trayectoria y garantía de confianza
El Grupo Barcelona venía operando ya hace varios años en España y llegó con la intención de analizar el mercado. "Nos recibió un país tranquilo, políticamente hablando; con una economía estable, bajos índices de inflación; y con una fuerza de trabajo joven y con muchísimo potencial. Además, el mercado inmobiliario aún no estaba colapsado de inversores extranjeros como en otros países de Sudamérica. Todo eso sumó para que finalmente decidamos venir a Paraguay", expresó Heraso.

"Como en todo, al principio no fue fácil. La gente no estaba acostumbrada a invertir en inmuebles y mucho menos en pozo. Con nuestro primer proyecto, el Edificio Barcelona, ubicado en el barrio Villa Morra, logramos romper la desconfianza, la mayor de las barreras para ingresar a este mercado", destacó.

De acuerdo con Heraso, en ese entonces preponderaba la preferencia por vivir en casas, pero desde el Grupo, vieron claramente que se estaba iniciando un cambio de cultura: la gente empezaba a buscar departamentos, principalmente por la seguridad que estos ofrecen. Sin embargo, como la transición debía ser leve, optaron por construir unidades sumamente espaciosas.

A partir de ahí, encararon múltiples proyectos; entre ellos Torres Mirador, en Asunción, y Torres Bolik, en Encarnación. Actualmente, se encuentran construyendo el Hotel Palmaroga, sobre la calle Palma, la primera construcción de carácter privado que apuesta por la revitalización del Centro Histórico de Asunción; asimismo, el edificio Paraná Playa, de marcado carácter turístico frente a la playa San José de Encarnación. Además, tienen numerosos proyectos encima de la mesa, que pronto verán la luz. "Estamos estudiando la posibilidad de construir viviendas más enfocadas en la clase media. Creemos que es un segmento aún desatendido por el sector inmobiliario", subrayó el director del Grupo.

El Grupo Barcelona sigue creciendo en nuestro país y contribuyendo a su desarrollo, gracias a su marcado espíritu visionario, proyección a futuro y honestidad, generando confianza en sus clientes que, citando a Heraso, "al final se convierten en amigos".