Columbran buen año para obras viales, pese a déficit de profesionales



Aunque para el sector de la construcción, este año se vislumbra o columbra como muy auspicioso, los profesionales del ramo aseguran que hay un déficit en mano de obra. Existen obras en ejecución por más de 1.200 millones de dólares. Las empresas constructoras enfrentan aún altas exigencias a la hora de ser adjudicadas, que esperan poder ajustar, sin ir en detrimento de las obras.

Pese a la información de la paralización de la economía nacional, para el sector de la construcción, éste será buen año. El Gobierno actual cerró el año pasado con licitaciones y adjudicaciones muy importantes, por valor de G. 270 millones de dólares. Esas obras ya están en ejecución, con plazos muy cortos de trabajo, de 12 a 18 meses, lo que significa que para diciembre del corriente estarían terminadas. Con esto, se volvería a abrir otro abanico de oportunidades, con nuevas obras.

“Vemos muy auspicioso el 2019. Además de eso, hay obras emblemáticas que el gobierno está impulsando. Hoy se está conociendo las calificaciones para los interesados en las obras de la Costanera Sur, una obra muy necesaria, cuya inversión es de 180 millones de dólares. Además de eso, este año se tiene que licitar la Ruta Transchaco, muy necesaria porque está en muy malas condiciones. Esa es una licitación en ocho tramos, de aproximadamente600 millones de dólares. Asimismo, se licitará de vuelta los recapados en tramos urbanos, por valor de 180 millones de dólares”, refirió el ingeniero José Luis Heisecke, presidente de la Cámara Paraguaya de la industria de la Construcción (CAPACO).

“El MOPC presentó al gremio, hace algunos días atrás, el PROGRAMA 2019, que es muy ambicioso. Si se cumple todo lo que se anunció, tiene que ser un año excelente para el sector de la construcción, un poco en contra de lo que se viene hablando, de que en 2019 los ingresos en el área del agro serán más bajos y los de la ganadería están frenados. Entonces, el sector de la construcción es la esperanza para el Gobierno y la población, porque el sector de la construcción es la que más mano de obra ocupa en todos los aspectos de la economía nacional. Entonces, es una gran responsabilidad para el sector de la construcción y creemos que estamos a la altura, como para que realmente pueda haber un movimiento de la economía pese al contexto. Creemos que el 2019 será un buen año”, enfatizó.

Añadió que ya se ven adjudicaciones para obras viales (asfaltados) por todo el país (Concepción, Horqueta, Tacuati, zona muy complicada, Villeta, Ita, San Juan, San Ignacio, Itapua y hacia Salto del Guaira). “Por eso, Info Obras bienvenido sea, porque realmente si podemos tomar toda la información y pasar para que la población pueda comprender lo que se está haciendo, verá que se está trabajando”, señaló.

GRAN DÉFICIT DE MANO DE OBRA

Según lo afirmado por el ingeniero Heisecke, hoy hay un déficit en mano de obra. “Hay una necesidad grande de ingenieros, no solo en Obras Públicas también en las empresas privadas. Faltan topógrafos, laboratoristas, operadores de máquinas, capataces de obras, etc.”, contó.

Dijo que a fin de paliar dicha situación, el gremio que lidera tiene un programa de entrenamiento, mediante un convenio firmado con el Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP), que les permite contar con simuladores de máquinas.

“Hoy en CAPACO se están haciendo cursos, gracias a tres contenedores con simuladores, para operadores de pala, motoniveladora y excavadora, que permite a la población joven (de 18 a 20 años), que no puede llegar al nivel universitario por diversos motivos, acceder a un trabajo digno. Los operadores de máquinas son gente que manejan equipamientos muy costosos y así también las empresas pagan mucho mejor que un salario mínimo. Entonces, las personas se pueden preparar. Habrá mucho trabajo y mucha necesidad de mano de obra, y el paraguayo está capacitado para asumir ese desafío y cubrir esa demanda, gracias a la iniciativa de los gremios que notaron la existencia de mano obra limitada”, expresó.

EXIGENCIAS Y SISTEMAS DE CONTRATOS

Consultado si aún siguen siendo muy elevadas las exigencias en las licitaciones públicas, el ingeniero aseguró que sí, pero que ajustarlas y adaptarse es un proceso.

“Las condiciones de las licitaciones de los entes multilaterales (CAF, BID, Banco Mundial, Fontplata) no se pueden cambiar de la noche a la mañana. Esto demora un tiempo. Se está haciendo ese trabajo. Las empresas nacionales están ganando licitaciones internacionales. Las condiciones en algunos casos siguen siendo altas, pero los gremios están trabajando para que, licitación tras licitación, esas condiciones –sin que eso vaya en desmedro de la calidad de la obra adjudicada- también sean accesibles para las empresas nacionales. Es un proceso”, reconoció.