Tendencia mundial: la construcción sostenible



La construcción sostenible es aquella que tiene en cuenta cuáles son los impactos de una obra en el medio ambiente y busca la manera de mitigarlos o eliminarlos, según explicó la ingeniera Gabriela Mesquita Larán, presidente del Consejo Paraguayo de Construcción Sostenible (Paraguay Green Building Council).

A modo de ejemplo, citó la gran cantidad de tierra que se quita de una obra y que es un contaminante en los cauces naturales de agua, porque colmata el canal y porque arrastra aceite, cemento y otros aditivos que se usan en la obra. Igualmente, al construir se impermeabiliza el suelo donde se desarrolla la obra. Para evitar estos efectos, las constructoras y profesionales deben recurrir a estrategias de construcción sostenible.

“Las estrategias de construcción sostenible se enfocan en varias áreas: agua, suelo, energía, calidad del ambiente y materiales de construcción. A través de todas estas áreas, que justamente dan su nombre a las cinco Normas Paraguayas de Construcción Sostenible, se analiza cómo disminuir al mínimo el impacto de una obra”, señaló.

El objetivo de las cinco Normas Paraguayas de Construcción Sostenible, aprobadas por el Instituto Nacional de Tecnología, Normalización y Metrología (INTN), difundidas y promocionadas por el Consejo Paraguayo de Construcción Sostenible (Paraguay Green Building Council), que es el comité técnico de normalización, es evitar lo más posible el impacto en las zonas de obras y en las construcciones propiamente. Tratar de mitigar lo más que se pueda”, puntualizó.

NET ZERO ENERGY BUILDING

Según la ingeniera, el caso “más fantástico”, pero que aún no hay en Paraguay, es el Net Zero Energy Building (edificio de balance energético cero). “Son emprendimientos que tienen un impacto cero. En este caso, todos los que impactan mitigan de alguna manera. Es el caso ideal. Es la meta a la cual debemos llegar”, apuntó.

Añadió que en nuestro país están tratando de introducir el concepto, para que se arraigue. “Buscamos que los profesionales, las personas que piden una obra o los desarrolladores se concienticen y eviten las construcciones que impactan en el medio ambiente. Lógicamente, esto le debe llevar a convencer a su cliente de cuáles son las ventajas de construir de manera sostenible, lo que también incluye beneficios económicos”, refirió al tiempo de destacar que en Asunción ya existe una ordenanza municipal que beneficia a aquellas personas que desarrollan construcciones sostenibles.

“Estamos proyectando otros incentivos municipales, para Asunción y ciudades del Área Metropolitana”, adelantó.