Prevén terminar dos tramos del Corredor Bioceánico para septiembre



Con un 35% de ejecución en el tramo 1 y un 41% en el tramo 20, la obra del Corredor Bioceánico avanza hacia los primeros 24 kilómetros de asfaltado que tendrá por primera vez el departamento de Alto Paraguay, en el Chaco.

“Empezamos a trabajar en febrero y reforzamos las tareas con el objetivo de entregar para septiembre el tramo 20, de 12 kilómetros de extensión, ubicado en Carmelo Peralta; al igual que el primer tramo que se inicia en Loma Plata, también de 12 kilómetros”, afirmó el ingeniero Juan Esteban Dioverti, de Ocho A, en el espacio de Cavialpa en Canal PRO.

Como toda obra en el territorio chaqueño, la geometría de la nueva ruta es bastante recta, con pocas curvas. Para su construcción se aprovechan los materiales de la zona, lo cual es esencial en todo proyecto vial, ya que se utiliza bastante materia prima que no se puede transportar desde lejos.

“Los suelos del Chaco son especiales, hay que hacer tratamientos adicionales, por ejemplo, en la zona de Carmelo Peralta existe dificultad para conseguir el suelo adecuado para suelo cemento, entonces se tiene que tratar primeramente el suelo con cal para después tratarlo con cemento”, señaló Dioverti.

La estructura del pavimento, que es la que resiste la carga, tendrá 76 centímetros de espesor, 7 metros de ancho la calzada, y las banquinas serán pavimentadas con una longitud de 2,5 metros de ancho a cada lado.

“Ese es el proyecto con el cual el Ministerio de Obras licitó la obra, y que encontramos adecuado para la zona. En Alto Paraguay, que actualmente no cuenta con ninguna ruta pavimentada, están ubicados más de 180 kilómetros del Corredor Bioceánico; los demás atraviesan los departamentos de Boquerón y Presidente Hayes”.

Segunda obra “Llave en mano”

El Consorcio Corredor Vial Bioceánico, 2 compuesto por la Constructora Ocho A S.A. y la empresa brasileña Queiroz Galvao S.A., es el responsable del emprendimiento licitado bajo la Ley 5074, de “Llave en mano”. La primera obra ejecutada con esta modalidad fue la Ruta Naranjal – San Cristóbal, que se inaugurará próximamente.

“Con esta ley, las empresas contratistas tienen que conseguir el financiamiento, ejecutar la obra y, a medida que van entregando los tramos, el ministerio documenta que la obra está terminada y de esa forma uno puede ir cobrando el préstamo conseguido”, alegó el ingeniero.

En este caso, el préstamo total fue otorgado por el banco UBS, entidad internacional que emitió bonos respaldado por el Estado paraguayo. “De los 450 millones de dólares emitidos, por ser bonos de Paraguay que tienen muy buena cotización, hubo ofertas casi por cinco veces más. Es decir, se ofrecieron por 450 millones de dólares y se quisieron comprar más de 2.000 millones. Ayudó también la tasa”.

Dicho crédito se concretó hace poco más de un mes. No obstante, Dioverti destacó que, durante el periodo de obtención del crédito, contaron con el apoyo de la banca local que financió la primera etapa de la obra. Agregó que seguirán trabajando en conjunto hasta concluir el proyecto.

Mano de obra

“El año pasado, cuando estábamos elaborando el proyecto, realizamos, en conjunto con el Ministerio de Trabajo, jornadas para captar interesados de Puerto Casado, Carmelo Peralta, Loma Plata, Fuerte Olimpo, entre otras localidades. Hay muchos pobladores trabajando, incluso indígenas”.

En total, más de 700 personas trabajan actualmente en la obra. Cuando las tareas alcancen su máximo nivel de ejecución, ascenderá a más de 1.000 obreros. “Se tuvo que construir un campamento, que es prácticamente una pequeña ciudad, para albergar a todos los trabajadores. Carmelo Peralta es una población pequeña que no cuenta con mucha infraestructura para alojar gente de afuera”, reveló el ingeniero.

Ubicado a la orilla del río, el campamento utiliza el transporte fluvial para abastecerse. “Así no dependemos de las condiciones climáticas para movilizar cal, cemento y asfalto. La mayor parte de las 250 máquinas pesadas que dispone la obra llegaron también por agua. Contamos con cerca de 400 equipos, sumando los vehículos livianos”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Poblaciones beneficiadas

El Corredor Bioceánico contempla otros ítems como apoyo a comunidades indígenas y plan de gestión ambiental. “Alto Paraguay será el mayor favorecido. Anteriormente el asfalto quedaba a 500 kilómetros de las localidades de Fuerte Olimpo y Bahía Negra, ahora les va a quedar a menos de 100 kilómetros, van a tener muchas más facilidades. De igual forma, Puerto Casado, que tiene un camino relativamente de todo tiempo, quedará a 80 kilómetros de la nueva ruta”.

El ingeniero Dioverti mencionó que el MOPC prevé a futuro una franja de dominio de 100 metros de ancho al norte del corredor, a los efectos de reservar para una posible ampliación de la ruta y una vía para ferrocarriles.