La Red vial del Paraguay tiene 87.200 km



La red vial actual del Paraguay tiene un total de 87.200 km; de los cuales, el 90% es de tierra, el 2,9% es de empedrado y el 6,3% cuenta con pavimento asfáltico.

Esto se traduce en 5.950 km de asfaltado, 2.200 km de empedrado y 79.050 km de tierra, según datos que fueron presentados ayer por el Viceministro de Obras, el ingeniero Manuel Cano, durante el Segundo Congreso de Vialidad y Tránsito.

El evento comenzó ayer, 6 de octubre, y culmina en la jornada de hoy, en la ciudad de Encarnación. Cuenta con la presencia de expositores nacionales y especialistas extranjeros de Argentina, Brasil, Uruguay, Chile, México, España y EEUU.

En el año 2016 se cuenta con 192 contratos de obras en ejecución, que se traducen en una inversión de USD 1.297 millones; además, hay 69 contratos de servicios que equivalen a USD 88 millones. En total la suma es de USD 1.385 millones.

El viceministro explicó que el MOPC es el organismo encargado de elaborar, proponer y ejecutar las políticas y referentes a la infraestructura y servicios básicos, buscando la integración y el desarrollo económico del país.

Dijo que se cuenta con una política vial que busca mejorar la competitividad, expandir las oportunidades de empleo y mejorar la calidad de vida y el acceso a servicios básicos.
Indicó que la estrategia vial tiene metas y objetivos. Entre los primeros, se debe citar completar la red vial, mejorar la condición general, implantar una nueva conducta de mantenimiento de las rutas y asegurar el sustento fiscal.

Por su parte, entre los objetivos se apunta a construir corredores nacionales, corredores bio-oceánicos, ampliar la red pavimentada, asegurar la calidad y corresponder las acciones con recursos presupuestarios disponibles.

Por otro lado, también destacó que existe un Plan Maestro de Infraestructura y Servicios de Transporte del Paraguay, que tiene una visión a 20 años, y que tiene como metas ordenar en el corto, mediano y largo plazo el desarrollo de la infraestructura, reducir los costos del transporte, promover una integración multimodal y desarrollar un programa de inversión en infraestructura, mediante las asociaciones público-privadas, y de concesiones.

A todo esto hay que sumar el Plan Nacional de Logística, que tiene como fin mejorar la competitividad, promoviendo la actividad logística, así como los servicios necesarios para diferentes tipologías de cargas.