El Corredor de Exportación se aproxima al 30% de ejecución en los tres frentes de la obra



Productores de las localidades de Natalio (Itapúa) y Los Cedrales (Alto Paraná), que durante décadas sufrieron el aislamiento por la falta condiciones de transitabilidad en los precarios caminos rurales de la zona, ven con mucho optimismo el avance del futuro Corredor de Exportación, que a la fecha se aproxima al 30% de ejecución acumulada en los tres frentes de la obra.

A la fecha, en el tramo 1, que abarca desde Natalio hasta la Colonia 7 de Agosto, ya registra 6,9Km de base de concreto asfáltico colocado.

En tanto, el tramo 2, comprendido desde la Colonia Agosto hasta Río Ñacunday ya tiene 9,8Km de base de concreto asfáltico, mientras que en el tramo 3 que cubre Río Ñacunday – Los Cedrales, la producción de planta asfáltica se iniciará a finales de este mes de septiembre.

La carretera tendrá 143,2 km de longitud y se inicia en el distrito de Natalio, pasando por Yatytay, San Rafael del Paraná, Carlos Antonio López y Mayor Otaño; en el departamento de Itapúa; mientras que, en Alto Paraná, abarca las ciudades de Ñacunday, Domingo Martínez de Irala y Los Cedrales.

El Corredor de Exportación se posiciona como una de las rutas más importantes del sureste del país, pues servirá de interconexión con los principales puertos graneleros del país que se encuentran ubicados sobre el río Paraná, asegurando una salida de todo tiempo para la producción nacional sobre esta Hidrovía.

Toda esta zona del sureste se destaca por el cultivo de cereales como la soja, el maíz y trigo, al igual que por las industrias de semillería y de la construcción de galpones, viviendas y silos. Santa Rosa en particular cuenta con dos molinos harineros.

Una vez concluido, el nuevo corredor impactará en el costo del flete, el tiempo de distribución, atraerá nuevas inversiones y finalmente, en la calidad de vida de todos los habitantes de la zona.

La obra se construye en tres tramos: El tramo 1 está a cargo de Benito Roggio e Hijos S.A. A su vez, el tramo 2 fue otorgado a la firma Ecomipa SA, mientras que el tramo 3 fue adjudicado a la empresa Ilsung Construction.

Las tareas de fiscalización están a cargo del Consorcio Central Yachiyo.