Adecuación de seguridad en viaducto de 4 Mojones presenta un 80% de avance



Pese a las altas temperaturas registradas en todo el país, la contratista del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) continúa con la obra de adecuación del sistema de seguridad de los viaductos ubicados en la avenida Madame Lynch. El ingeniero Sergio Escobar, jefe de obras, explicó que en 4 Mojones -donde los avances de los trabajos ya son visibles- las tareas se encuentran en un 80%.

Añadió que en este punto solo faltaría el reemplazo de las barandas ubicadas en la base de los viaductos y la colocación de la nueva lumínica LED, con lo que cambiará 100% su fisonomía dando una mayor visibilidad y aumentando notablemente los niveles de seguridad en la circulación.

En cuanto al viaducto de la intersección con Eusebio Ayala, donde actualmente está ubicado el frente de obras, los avances están en el orden del 50% con la colocación de las nuevas barandas. Tanto en este viaducto como en el de 4 Mojones, ya se realizaron las tareas que demandan mayor tiempo y solo restan las terminaciones.

Los avances en los viaductos de Mariscal López, derecho (sentido hacia Santa Teresa) e izquierdo (sentido hacia Eusebio Ayala), se traducen en la culminación de la base de hormigón que servirá para sostener las nuevas barandas. Debido al alto tráfico que se registra en este punto, las obras se llevan a cabo en horario nocturno.

Para el efecto, se tomaron los recaudos respectivos como señalizaciones luminosas, reflectores especiales y arneses de seguridad para los obreros, de manera a salvaguardar la integridad de los mismos y de los automovilistas.

De manera a no interrumpir el tráfico que se intensifica cerca de las festividades Navidad y Año Nuevo, las obras tendrán una pausa antes de Navidad y se reiniciarán a inicios del mes de enero. Así, los automovilistas podrán circular sin contratiempos.

En los viaductos de Eusebio Ayala, 4 Mojones y los dos de Mariscal López, se colocarán nuevas barandas de seguridad que llegan desde Europa a nuestro país y que cuentan con aprobación según los estándares del continente. Estos nuevos implementos servirán para evitar consecuencias lamentables en caso de que se produzcan percances automovilísticos sobre las estructuras, ya que soportan el impacto de camiones de hasta 38 toneladas.