Inició la intervención de la Iglesia de Yaguarón con trabajos de fumigación



Como parte del proceso para la restauración de la Iglesia "San Buenaventura" de Yaguarón, (Paraguarí), el lunes 13 de enero, a las 15 horas, se inicia la intervención con la fumigación de todo el recinto y alrededores.

Este proceso durará tres semanas y estará a cargo de la firma Jardinagro S.R.L, que fue adjudicada con un contrato de G. 85.574.000.

Las labores consistirán en el control general de termitas subterráneas ubicadas en la edificación, retablos, árboles adyacentes y todas las áreas afectadas al templo.

Tanto la Comisión pro restauración, el Obispo de Carapeguá Celestino Ocampo y el párroco Daniel Basabe, ya fueron notificados de este procedimiento y los alcances del mismo, según informó la empresa encargada.

Mientras tanto, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) aguarda la aprobación del Protocolo de Intervención por parte de la Secretaría Nacional de Cultura para dar inicio a la restauración de toda la Iglesia.

Las empresas Barrail Hnos. y Colonial SA, fueron las adjudicadas con estas obras en octubre pasado.

El lote 1 está a cargo de Barrail Hnos, por un valor de G. 6.446.142.155 y contempla la restauración del retablo y del cielorraso de la sacristía; en tanto que el lote 2, corresponde a la firma Colonial SA, por un valor de G. 1.963.500.496 y abarca las obras de infraestructura vial inconclusas en la calle Buenaventura Gamarra (calle peatonal adoquinada), así como cercado perimetral de la plazoleta del templo y las veredas sobre la Ruta PY01.

ANTECENDENTES:
La adjudicación para la restauración y puesta en valor del templo de Yaguarón se concretó luego de 5 intentos fallidos.

La iglesia de Yaguarón fue erigida entre 1755 y 1772, de modo que lleva cerca de 250 años de existencia.

Las huellas de hábiles y avezados artesanos guaraníes están en cada rincón del templo. Las tallas de los santos, el retablo, los púlpitos, las columnas y todo cuando hay en él son el invisible lenguaje de un pasado que pervive gracias a la obra arquitectónica que permanece en pie a pesar del largo tiempo transcurrido.