Crédito del BID está destinado a 130 obras en ejecución



Con la primera propuesta del préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que se envió al Parlamento Nacional, se adjuntó el listado de las 130 obras en ejecución que serán beneficiadas con el crédito, explicó Ramón Jiménez Gaona, titular de Obras Públicas y Comunicaciones, en contacto con Radio Monumental en la mañana de este miércoles.

Agregó que el mismo listado se volverá a presentar en un nuevo intento para que el Parlamento Nacional apruebe el crédito de USD 200 millones que servirán para no frenar el buen ritmo que se tiene en la construcción de infraestructura.

Consultado sobre la utilización de los bonos soberanos, recordó al asumir en el año 2013, la actual administración del MOPC se encontró con 150 proyectos parados por falta de financiamiento. Entonces, el único instrumento disponible para financiar las obras públicas eran los Bonos Soberanos de la primera emisión.

El titular del MOPC explicó que estos bonos de la primera partida estaban destinados inicialmente a cuatro obras específicas. Sin embargo, dijo que se decidió utilizarlos para reactivar las obras que se encontraban paralizadas, ya que comenzar cuatro proyectos teniendo más 150 obras paralizadas era un contrasentido.

“Entonces, lo que se hizo fue solicitar al Parlamento Nacional la utilización de esos bonos para cubrir de esta manera la deuda atrasada que estaba en torno a los USD 140 millones”, alegó.

Señaló que en diciembre del 2013 se pudo cubrir parte de esa deuda pendiente y así se logró reactivar los trabajos, pero aclaró que muchas de las obras públicas no culminan en un solo año; de ahí que cada año se debe buscar una fuente de financiamiento para ir solventando las mismas.

En este sentido, sostuvo que cada año se recurre a la emisión de Bonos Soberanos para financiar la ejecución de los proyectos y que en esta oportunidad, como se tuvo un buen ritmo de ejecución, para fines de este mes de octubre ya se estarían utilizando la totalidad de los bonos emitidos para el periodo 2016.

“Es por eso que pedimos al Congreso Nacional la aprobación de este préstamo de USD 200 millones del BID, de manera a que no se tenga discontinuidad en la ejecución de los proyectos. El país no puede parar de hacer obras, ya sea con financiamiento propio o con préstamos externos. No podemos seguir en el atraso. El programa de infraestructura no se puede negociar, se tiene que hacer. Todas las inversiones que se hacen en obras generan su capacidad de repago. Son inversiones productivas, es un endeudamiento productivo; se puede pagar tranquilamente porque estamos construyendo un país que crece, que produce y que genera oportunidades para la gente”, concluyó.