Verifican trabajos en la cabecera paraguaya del futuro Puente de la Integración



El sábado, el titular del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, Arnoldo Wiens, junto con el Gobernador del Alto Paraná, Roberto González Vaesken, concejales y autoridades locales, estuvieron en la cabecera del lado paraguayo donde se construye el “Puente de la Integración”, que unirá las ciudades de Presidente Franco (Paraguay) y Foz de Yguazú (Brasil)

La comitiva constató los trabajos que se están realizando en el lugar, donde principalmente se avanza con la excavación de sobre piedra basalto a una profundización de 8 metros aproximadamente.

Esto servirá como base, donde se ubicará una torre de atirantamiento, los pilares y el anclaje para los tensores del futuro puente atirantado.

Asimismo, se prevé la construcción de dos cajas de anclaje (o equilibrio), una en cada margen del Paraná, con más de 10 mil kilogramos cada una.

Además, la obra contará con dos torres de atirantamiento (una en cada lado), de 174 metros de altura, con un vano central (espacio que queda entre las torres por donde pasa el cauce de navegación del río) de 470 metros de ancho y más de 60 metros de alto.

De Interés Nacional
El titular del MOPC recordó que la construcción del puente fue declarada “de Interés Nacional” por el presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

Sobre este punto, sostuvo que: “desde el Gobierno Nacional se está trabajando forma interinstitucional de manera a facilitar todo lo que se pueda su construcción del lado paraguayo”

Este segundo sobre el Paraná y sus obras complementarias generará un importante dinamismo económico en la zona fronteriza, en especial a favor, para los 93.000 habitantes de Presidente Franco.

Se estima que la ejecución de esta obra propiciará la creación de más de 1.000 puestos de trabajo para los paraguayos.

Con la nueva unión física con el Brasil, el país adquirirá mayor competitividad a la hora de comerciar sus productos agrícolas e industriales, mediante una mayor conectividad con su principal socio comercial de la región.

A su vez, Paraguay tendrá posibilidades de incrementar el desarrollo turístico regional en la Triple Frontera, potenciando el desarrollo de las empresas, principalmente de las industrias maquiladoras, que mayoritariamente están asentadas en esa zona del país.