Avanza excavación del túnel del superviaducto



Las obras en las intersecciones de Madame Lynch y Aviadores del Chaco que corresponden al denominado superviaducto, avanzan con excavación del túnel en dirección norte y sur para la circulación en ambos sentidos, es decir; viniendo desde la zona del Abasto hacia la Transchaco o viceversa.

De igual manera ya están habilitadas las calles colectoras, ubicadas a ambos costados de lo que será la vía principal, de manera a que el tránsito no sea obstruido.

La ejecución de los trabajos se encuentra dentro de lo establecido en el cronograma. Se estima que el futuro túnel estará listo en seis semanas, dependiendo de las condiciones climáticas y si no se presentan inconvenientes debido a que se trata de un terreno complicado donde se tienen filtraciones de agua por la proximidad de arroyos.

Se estima, al menos, la extracción de 40.000 m3 de tierra. Las tareas llevan más de dos semanas.

Luego de completar la excavación se procederá a la terminación de los pisos ya que las paredes y el techo ya fueron hechos.

Se recuerda que la intervención en el lugar de la obra el 18 de marzo pasado y que el plazo establecido en el contrato para su finalización es de 12 meses.

La inversión en este emprendimiento es de Gs. 124.210.752.193 y la firma que lleva adelante el mismo es la española Corsan Corviam.

La obra es muy importante ya que dará una solución vial al histórico problema de congestionamiento que desde hace años se tiene en el citado cruce.

De acuerdo a un estudio de la firma Tecnodinámica S.R.L- encargada del diseño del proyecto- esta obra permitirá un ahorro de USD 400 millones en los próximos 25 años para todos los automovilistas que utilizan este acceso a la ciudad de Asunción.

Será un paso a desnivel formado por un viaducto sobre la Av. Aviadores del Chaco que permitirá el flujo hacia la autopista Silvio Pettirossi, un túnel en la traza de Madame Lynch, que dará continuidad a los flujos directos de la avenida, y una rotonda a nivel que permitirá realizar los diferentes cambios de sentido de circulación.

El diseño apunta a convertirse en un ícono arquitectónico de Asunción, con una fuerte apuesta en la parte estética. Tanto el túnel como el viaducto, tendrá iluminación tipo LED.