Refulado de la Defensa Costera muestra hoy a una Pilar más segura y protegida



A solo 4 meses del inicio de obras para la Defensa Costera, el avance del refulado en Pilar ya muestra a una ciudad más segura y protegida, en una zona constantemente golpeada por grandes inundaciones.

Actualmente, los trabajos se concentran en el sector B1-B2, ubicado entre la progresiva 8+200 y la 5+800, desde el punto de drenaje de este arroyo, hasta el puente de Ñeembucú, entre los barrios General Díaz y 12 de Octubre de Pilar.

Además, sigue el relleno hidráulico en el Sector C, que va desde la progresiva 8+200 a la progresiva 10+500. En la mayoría de los sectores se está llegando a la cota de coronamiento del dique que es de 12 metros.

Simultáneamente, se progresa con las obras de readecuación del arroyo San Lorenzo, en su travesía urbana, así como la puesta a punto de los reservorios y estaciones de bombeo existentes.

La Defensa Costera de Pilar es impulsada por el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

La misma tendrá unos 15 kilómetros e incluye 22 estaciones de bombeo con sus reservorios, 9 kilómetros de canal de desvío del Arroyo San Lorenzo, 6.000 metros lineales de canales de desagüe pluvial, y 2.700 metros de alcantarillas y pre tratamiento de efluentes.

Con este emprendimiento se dará una solución definitiva a las inundaciones que aquejan a la ciudad durante las crecidas del Río Paraguay y del arroyo Ñeembucú, beneficiando a más de 33.000 compatriotas que viven en la capital del décimo segundo departamento y de forma indirecta a aproximadamente 45.000 personas con el impulso al turismo.

Su construcción será en 3 fases: la Fase A, hoy en ejecución, que incluye la Defensa Costera, estaciones de bombeo con reservorios, canal de desvío del Arroyo San Lorenzo, canales de desagüe pluvial de la terminal, operación y mantenimiento de todo el sistema, por 3 años.

Luego, la Fase B que abarca obras de desagüe pluvial y sistema de alcantarillado sanitario con planta de pre tratamiento de efluentes, mientras que la Fase C es la construcción de la avenida costanera y parques lineales.

Los trabajos de la Fase A, fueron adjudicados al Consorcio CTC, conformado por Construpar S.A. -TOCSA S.A, Tecnoedil S.A y Constructora Concret Mix S.A., con una inversión de G. 532.619.090.146 y un plazo de culminación de 36 meses.