Sistema de alcantarillado sanitario concluirá en diciembre de este año



La rehabilitación y ampliación del sistema de alcantarillado sanitario transita su última etapa en la capital del país, cuya infraestructura obsoleta y deteriorada produce efectos negativos en el ambiente y la salud de las personas.
Las obras corresponden al Programa de Saneamiento Integral de la Bahía y Área Metropolitana de Asunción, impulsado por el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).
A la fecha, las obras exhiben un 96% de avance, y se prevé su término a fines de este año, siempre que no se presenten inconvenientes climáticos o de otra índole. Incluyen la rehabilitación de tuberías mediante la tecnología relining, un sistema utilizado por primera vez en el país que permite, sin necesidad de romper el pavimento, repararla completamente y devolverle su funcionalidad.
Esta innovadora técnica destaca por su bajo impacto en el tránsito y en los vecinos y ofrece la posibilidad de realizar los trabajos en horas del día y de la noche. En otros casos, el nivel de daño de la infraestructura existente obliga a utilizar el método convencional de excavación de zanja, para retirar los restos de la antigua tubería e instalar una nueva.
Con más de cincuenta años de vida, la red cloacal de Asunción mostraba signos visibles de obsolescencia y deterioro. Muchos de los caños originales, hechos de cerámica, se hallaban totalmente perforados o se habían desmoronado. Como resultado, el agua de lluvia del subsuelo ingresaba a la red cloacal y generaba el colapso de las tapas de los registros. El resultado: calles enteras inundadas de residuos cloacales, que afectaban sobre todo a las poblaciones de las zonas bajas.
Otros problemas de las tuberías eran las fisuras y agujeros, a través de los cuales se producían filtraciones, con lo cual los efluentes cloacales llegan a las napas freáticas, contaminando los acuíferos de agua potable.
En paralelo avanza también la construcción de las Plantas de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR), en Varadero y Bella Vista. Con ellas se completará el proceso de saneamiento de los efluentes cloacales, que beneficiará, directa e indirectamente, a una población estimada en unas 2.000.000 de personas, incluyendo las residentes en el Área Metropolitana de Asunción (AMA).
La inversión prevista en las redes y la PTAR de Varadero es de G. 174.447 millones, en tanto en la construcción de la PTAR de Bella Vista es de G. 105.000 millones, provenientes del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Fuente: MOPC