Preocupación por bloqueo de ingreso de cemento en Encarnación



El gremio concretero está preocupado por el bloqueo al ingreso y la circulación de aproximadamente 6.000 toneladas de cemento.

La Cámara Paraguaya de la Industria del Hormigón Elaborado expresa su profunda preocupación ante las inquietudes recibidas por parte de empresas del Sector e información difundida por importantes medios de prensa, que señalan el bloqueo al ingreso y libre circulación de 6.000 toneladas de cemento, provenientes de Uruguay, en la ciudad de Encarnación.

En efecto, en el marco de un mercado de la construcción que aún no supera los efectos de la pandemia de COVID 19 y el grave desabastecimiento generado por averías en una cementera local, la medida de fuerza aparentemente aplicada por actores económicos que trabajan en el comercio fronterizo no contribuye en absoluto a que la situación tienda a lograr su equilibrio.

Para la CAPIHE, la estabilidad y previsibilidad en el abastecimiento del cemento es un punto de capital importancia, para la industria concretera en particular y la construcción en general, por lo cual la seguridad que debe recibir por parte del Estado Paraguayo el proceso de libre circulación del producto debe ser plena.

Esta situación cobra mayor importancia, al constituirse en un bloqueo al transporte terrestre en un escenario de crisis del transporte fluvial por la extrema bajante que afecta al Rio Paraguay.

Sobre la base de lo anterior, la Cámara Paraguaya de la Industria del Hormigón Elaborado solicita a las Autoridades Nacionales que se brinden las plenas garantías al ingreso de los camiones que transportan el cemento a nuestro país, así como también a la salida de los vehículos de carga que van a abastecerse de mercaderías en el exterior.

Efectuaremos presentaciones formales al Ministerio de Industria y Comercio al respecto, así como comunicaciones a la Unión Industrial Paraguaya, CAPACO y Mesa Sectorial de la Construcción.

La continuidad en las operaciones de la industria cementera y el sector de la construcción en general no es negociable, en el marco de una debilitada economía nacional, sumergida en la crisis global generada por la pandemia.

http://www.capihe.com/noticia.php?id=25