Esta semana construirán los primeros edificios en el Barrio San Francisco



Con una construcción sostenible, con el avance de obras civiles y respeto por las áreas verdes, así se desarrolla el cronograma del proyecto del barrio San Francisco, en Zeballos Cué. Las viviendas unifamiliares van tomando formas, en algunas manzanas casi concluidas y los monobloques para los edificios están próximos a levantarse.

Convoyes de camiones llegaron hasta el predio del barrio San Francisco. Transportaban el primer juego de encofrado para paredes y losas, que serán usados para levantar los primeros monobloques.

El proyecto de las 1.000 Viviendas del Barrio San Francisco contempla dos tipos de componente habitacionales: las viviendas unifamiliares (112 casas) y 78 monobloques (888 departamentos).

En cuanto las viviendas tradicionales, se puede decir que varias manzanas ya están con casas techadas, con terminación de interiores y detalles externos.

Paralelamente, se realizan obras para la instalación de servicios básicos, como ser los registros para desagüe cloacal. Cuadrillas de la ESSAP también se encuentran trabajando dentro de la zona de obras, en cuanto a colocación de cañerías.

Por otra parte, también avanza de manera sostenida la construcción de las plateas para los monobloques, con colocación de mallas electrosoldadas, para los muros de hormigón celular.

Un hecho fundamental para este componente habitacional es que se pudo comenzar a descargar las piezas de encofrados (todos divididos por colores), que se usarán para levantar paredes y losas.

Se tiene previsto que, a inicios de esta semana, se pueda construir los primeros edificios, con una capacidad de entrega de entre dos a tres monobloques, de tres pisos, por semana.

Trabajo, alimentación y salud
El Consorcio de Construcciones Industrializadas (M&T- Consmetal Paraguay) es la responsable de la construcción de los monobloques.

Dentro de su política de responsabilidad social, ofrece almuerzo gratuito (tenedor libre, con más de tres menús diferentes) para más de 150 obreros. Además, se encarga de capacitar a los trabajadores paraguayos (hombres y mujeres), en las técnicas que hacen a la construcción de monobloques. Cabe destacar también que reciben más del sueldo mínimo y están asegurados en el Instituto de Previsión Social (IPS). Igualmente, puso a disposición de sus obreros bebedores con enfriador de agua, teniendo en cuenta las altas temperaturas.

El proyecto habitacional de San Francisco va avanzando, luego de ser un lugar de depósito de basuras clandestinas, ahora inicia otra historia. Es la esperanza para 1.000 familias, que viven en situación vulnerable, que residen en 5 zonas inundables de la Chacarita (San Pedro, San Jorge, San Vicente, San Felipe (zona baja- refugio), y zonas aledañas al proyecto Zeballos Cué.