MOPC implementa nueva modalidad de contrato para reconstrucción y mantenimiento de las rutas



La actual administración del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones implementó un nuevo sistema mediante el cual, la empresa que reconstruye una ruta también es responsable de su mantenimiento, explicó el titular de la citada cartera, Ramón Jiménez Gaona, en contacto este lunes con Radio Monumental.

 

De esta forma dijo que se asegura la calidad de las obras y la transitabilidad de la ruta por más tiempo, atendiendo a que la red vial es uno de los patrimonios más importantes del país.

 

Esta nueva modalidad se denomina Contrato de Rehabilitación y Mantenimiento (CREMA). Y un ejemplo de este tipo de trabajo se realiza en el Ruta IV "General José Eduvigis Díaz", en el tramo San Ignacio – Pilar, en donde la empresa T y C trabaja en la reconstrucción de 140 km, y también se hará cargo del mantenimiento.

 

El desafío de Obras Públicas es implementar este tipo de contratos en la totalidad de la red vial nacional. Para ello, se trabaja en mejorar la recaudación en los puestos de peaje. Para cubrir la totalidad de las rutas pavimentadas se necesitan USD 100 millones; cuando la actual administración asumió, la recaudación rondaba los USD 17 millones y en la fecha está por los USD 40 millones.

 

AVANCE DEL 40% EN LA RUTA IV 

Los trabajos de recuperación y rehabilitación la ruta IV que conecta San Ignacio con la ciudad de Pilar y está en ejecución bajo la modalidad del contrato CREMA se encuentran con un avance de más del 40%.

 

Actualmente unos 400 obreros trabajan en esta vía y para el 2017 se espera aumentar a 500 personas, según informaron representantes de la empresa contratista.

 

La reconstrucción de esta ruta se realiza en varios sectores, en donde se trabaja principalmente en la compactación del suelo a fin de garantizar la durabilidad de la estructura de la ruta, evitando que se produzcan los hundimientos que siempre caracterizaron a esta vía por las condiciones del terreno en donde se construyó.

El objetivo de la tarea es, conseguir que la estructura tenga una durabilidad mínima de 10 años y que una vez llegado a ese plazo se efectúen los trabajos de mantenimiento como comúnmente ocurre con un camino construido en terrenos más aptos que los humedales de Ñeembucú.

 

Otra vía que se está interviniendo con este tipo de contrato es la Ruta III “General Elizardo Aquino”, tramo Emboscada -Arroyos y Esteros-Calle 6000.