Consorcios comenzaron a trabajar para la construcción de viviendas en torno a la obra de la Transchaco



Las comunidades beneficiarias son Kemha Yat Sepó (Enxet Sur), Cerrito Río Verde (Qom), La Herencia (Enxet Sur) y Espinillo (Enxet Sur), siendo 53 el total de las viviendas a ser construidas en torno a este proyecto.

Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) dio la orden para proceder a la construcción de viviendas que beneficiarán a cuatro comunidades indígenas alcanzadas por la liberación de la franja de dominio público de la ruta PY09 — Transchaco, en los Lotes 2, 3 y 4.

En el caso de la comunidad de Kemha Yat Sepó, ubicada a 7 km de la ruta, a la altura del km 160, el Consorcio Ruta 9 Transchaco tendrá a su cargo 10 unidades, y el Consorcio Avanza Chaco 21 unidades.

Otras 8 familias más asentadas en la comunidad de Cerrito Río Verde, en el km 49, tendrán su vivienda propia y la empresa responsable es el Consorcio Ruta 9 Transchaco.

Por su parte, la contratista TOCSA, adjudicada con el Lote 4, iniciará la edificación de 11 casas en la comunidad de Espinillo. Esta misma contratista recibió, además, la orden de realizar las previsiones presupuestarias para la construcción de 3 viviendas en la comunidad Indígena de La Herencia, de la que se espera recibir una autorización de ingreso y permiso para el reasentamiento.

Con estas obras se pone en marcha la implementación del Plan Específico de Reasentamiento Involuntario a pueblos Indígenas, que contempla el reasentamiento integral de forma a dar cumplimiento a las Políticas Operativas del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), esto luego de un diálogo bidireccional con las familias a ser trasladadas.

Dentro de este plan está previsto adicionalmente el mejoramiento de los accesos a las comunidades mencionadas. Esto ya ocurre en la comunidad Kemha Yat Sepó, donde arrancaron los trabajos de nivelación de terraplén.

Otras labores contemplan un alteo de terraplén con densidad controlada y adecuación hidráulica con la ejecución de líneas de alcantarillas para una mejor condición de escurrimiento de las aguas.

Todos los caminos estarán adecuados para la circulación de vehículos livianos, con la recomendación de no utilizarlos en días de lluvias, salvo urgencias.