Metrobús aplica medidas ambientales para mitigar impacto de obras



En la ejecución de la obra la razón principal de la remoción de árboles es debido a su ubicación en el área de construcción de la zanja técnica, alcantarillado sanitario, desagüe pluvial y la red de agua potable.

En tal sentido, en los casos de tala, el proyecto ha previsto en el plan de mitigación sembrar diez plantines por cada árbol derribado. Esta es una de las acciones de compensación forestal previstas en la Ley N° 4928/2013 de Protección del Arbolado Urbano. El proceso se inicia con los trabajos de reforestación en sitios definidos tomando en cuenta el programa paisajístico del proyecto, y con acuerdo de los vecinos de la zona. Así, se han plantado ejemplares de aguai, tamarindo, corazón de la India y árbol casita. También especies nativas como inga, aratiku, aratiku´i, mirto, lapacho y mora.

La selección de especies obedece a criterios técnicos, que consideran la infraestructura existente en el área de arborización, especies más resistentes, estéticamente más agradables y de fácil mantenimiento, así como los lineamientos establecidos por la autoridad ambiental.

Acciones y procedimientos
El proyecto Metrobús contempla medidas de manejo ambiental y procedimientos para realizar la remoción de árboles, de acuerdo con la legislación vigente.

El primer paso es el inventario de los árboles, a cargo de un especialista forestal. Incluye la numeración de cada ejemplar, identificación con nombre común y científico, diámetro de altura de pecho del tronco, altura aproximada, estado fitosanitario y fotografía de cada ejemplar.

El especialista identifica las especies y su estado fitosanitario, señalizándolas en el lugar y asentando en los planos aquellos árboles, que se deberán remover definitivamente.

Posteriormente, se solicita la aprobación para el derribo a la municipalidad en la zona en que se realizan las obras.

Así, los casos de remoción se han producido una vez cumplidos estos procedimientos y con la autorización correspondiente, de acuerdo a la Ley N° 4928/2013 de Protección de Arbolado Urbano.

En algunos casos, dependiendo de las dimensiones del árbol, el proyecto Metrobús comunica a las direcciones Ambiental y de Tránsito del municipio correspondiente, para tomar todas las medidas preventivas y evitar accidentes, por caída de ramas u otros, en el momento de la tala. Para ello, se señalan los sitios de trabajo, se delimitan con cintas o mallas, en un perímetro de cuatro metros alrededor de los sitios de tala y a una altura de 1 a 1,5 metros. Para árboles con altura superior a cinco metros, el procedimiento se inicia con una poda total de la copa del árbol, desde la parte superior en orden descendente, tomando las medidas pertinentes para evitar el desgarre de la corteza y posibles accidentes. Finalmente, se procede al corte del tronco y, una vez concluida, se despeja el sitio de trabajo de los residuos producidos.

Antes de realizar estas actividades se establecen el uso de los cortes, las rutas de transporte y el sitio final de descarga. Para usos cercanos a la zona de intervención, el deposito temporal es el campamento de la obra de modo a almacenar allí los productos utilizables de las labores de tala en los barrios vecinos. Los productos leñosos y maderables, en muchos casos son destinados para mobiliario de las plazas, elaboración de tutores y protectores para plantación de árboles, material para compostaje a las hojas y como biomasa para panaderías y olerías cercanas.

Finalmente, es importante señalar que estas labores se realizan en el mismo sentido de avance de la construcción.