Préstamo espera de la sanción del Congreso



El 17 de enero pasado, el Poder Ejecutivo remitió al Congreso Nacional el Proyecto de Ley “Que aprueba el convenio de préstamo BIRF 8638-PY de US$ 100 millones, suscripto con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF)” para su estudio y tratamiento.

Según informó el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), a la fecha solo se aguarda la sanción del pleno del Congreso para que una vez promulgada la Ley, dicha cartera inicie las obras de mejoramiento de 320 Km de las principales redes viales pavimentadas en los departamentos de San Pedro, Caaguazú, Canindeyú, Misiones e Itapúa como parte del Proyecto de Conectividad de Transporte.

El mismo busca contribuir con el crecimiento económico, la reducción de la pobreza del país y la disminución de la tasa de accidentalidad nacional, mejorando las condiciones de infraestructura vial y el impacto del presupuesto público; promoviendo la transparencia a través del uso de mecanismos basados en el desempeño y disponibles para el conocimiento de todos los actores involucrados y mecanismos participativos.

Los trabajos se ejecutarán a través de dos Contratos de Rehabilitación y Mantenimiento (CREMA) a lo largo de las rutas 1, 3 y 8. El primero en la denominada Malla Norte que incluye Santa Rosa del Mbutuy - Yasy Kañy; Rotonda Calle 6000 / Ruta 3 - Tacuara; Acceso a San Estanislao; Carayao – Tacuara. Por su parte, el segundo contrato CREMA corresponde a la Malla Sur que abarca San Juan Bautista – Encarnación.

El MOPC destaca que el contrato CREMA es una nueva modalidad implementada por la institución que está orientada a asegurar a los usuarios de las carreteras pavimentadas un servicio de calidad en forma permanente.

Para el efecto, se incluirán una variedad de actividades para elevar el nivel de servicio a los estándares establecidos tales como bacheo, recapado y pintura de los pavimentos, limpieza de alcantarillas, reposición de señales, corte de vegetación, limpieza de la franja de dominio, etc. Al mismo tiempo, se realizarán obras para optimizar las condiciones de seguridad vial de los vecinos por medio de la mejora de empalmes, la construcción de dársenas para buses, entre otras.

Este programa es implementado a través de un convenio de Préstamo internacional de US$ 100 millones firmado con el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, institución dependiente del Banco Mundial que fue aprobado el año pasado por el Poder Legislativo.