700 obreros trabajan en el Barrio San Francisco y tiene un avance del 80%



Con más de 700 obreros trabajando, la construcción del futuro barrio San Francisco avanza a pasos firmes. Las viviendas unifamiliares y los monobloques son construidos de acuerdo al cronograma de obras. La escuela modelo también va tomando forma, en el corazón mismo del predio, ubicado en Zeballos Cué.

Siguiendo las instrucciones del presidente de la República, Horacio Cartes, la ITAIPU Binacional ejecuta y financia la construcción de las 1.000 viviendas, en el futuro barrio San Francisco, ubicado en Zeballos Cué. Paralelamente, se están realizando 18 frentes de trabajo, en toda la zona.

El proyecto se va convirtiendo en un nuevo modelo de ciudad, que contará con 112 viviendas tradicionales. Este componente habitacional tiene un avance de casi un 80%.

Por su parte, la construcción de los monobloques también crece, conforme a cronograma. Hasta la fecha está en proceso de conclusión 38 monobloques (alrededor de 456 departamentos), de los 888 previstos.

La escuela modelo también va tomando forma. La estructura del primer nivel está en proceso de hormigonado. Esta edificación tendrá una dimensión de 7.350 metros cuadrados, según datos brindados por técnicos de la Dirección de Coordinación Ejecutiva.

El Barrio San Francisco no sólo contempla la construcción de las mil viviendas, sino también la planta de alcantarillado sanitario, planta de tratamiento de efluentes, sistema de agua corriente, tanque elevado, red de distribución, desagüe, entre otros.

Actualmente, la construcción del barrio genera fuente de trabajo para más de 700 personas, entre hombres y mujeres.

Visita de familias
En medio del trabajo constante, se recibe también la visita de las familias de la Chacarita, que van a observar el avance de las obras.

Esta actividad se realiza para que los futuros beneficiarios conozcan el lugar, donde vivirán próximamente y sean parte del gran proyecto habitacional impulsado por el Gobierno Nacional, a través de la ITAIPU y la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (SENAVITAT), para el proceso de adjudicación de las 1.000 viviendas.

Las familias son trasladadas y guiadas por el equipo de promotores sociales, que implementan el Plan de Desarrollo Social, de la organización Hábitat para la Humanidad Paraguay.