San Jerónimo apunta a constituirse en un lugar turístico ineludible de la capital



Reconversión Urbana del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) lleva adelante varias iniciativas en el tradicional barrio San Jerónimo, ubicado en la zona portuaria de Asunción. Una de ellas está relacionada con obras de mejoramiento vial y peatonal en las calles Piravevé, Capitán Cabral, Estrella, Agustín Barboza y los pasajes Bicentenario, Escalinata, Bulgarelli, Día y Medio, Alvarenga, Limpia Concepción y Tupasy Caacupé.

También se ha dotado de redes de servicios básicos de desagüe pluvial y cloacal, alumbrado público, agua corriente, instalaciones eléctricas y de señales débiles.

En medio de estos trabajos, Margarita Álvarez Cano, comenta la importancia de los cambios para quienes han habitadodesde siempre la Loma San Jerónimo, con hogares que pasaron de generación en generación.

“Vivo acá desde que nací y estaré aquí hasta mi muerte. Esto siempre fue nuestro: de mis abuelos, de mis tíos, de mi papá. La Fundición San Miguel, creada por abuelo, data de 1930, al igual que la casa, que antes funcionaba como oficina, hasta que llegó mi madre y la convirtió en nuestro hogar” relata Margarita.

Comenta que San Jerónimo siempre fue “un barrio bohemio y lindo”. “Vivimos aquí nuestra infancia, nos escapábamos y nos íbamos a la playa. En ese entonces solo había los famosos ´tape po´i´. Entre los años los 60 y 70, se abrió la calle y se inició el empedrado” afirma.

Con 15.300 m lineales de nuevos cables de electricidad en 1. 845 m lineales de ductos subterráneos para conexiones domiciliarias, con alumbrado público elevado y nuevo alumbrado público con faroles, así como 4.035 m lineales de nuevos cables de señales débiles en 830 m lineales de ductos, el panorama se ha trasformado por completo. El barrio se verá libre de polución visual y el sistema de cableado subterráneo dará más seguridad a los habitantes y visitantes de la Loma.

“Ahora es una explosión. El barrio está cada vez más lindo” asegura. “Mi sueño es que cuando un turista venga acá, lo primero que tenga que hacer es pisar la Loma San Jerónimo y conocerla: su gastronomía, su gente, sus calles, su vegetación, su geografía. Eso es lo que quiero y creo que de a poquito estamos llegando” finaliza.