En Ñeembucú culmina una ruta y se inicia otra: Alberdi-Pilar



En otro pasaje de su discurso, el ministro de Obras Públicas, Ramón Jiménez Gaona, destacó que la Ruta IV era el resultado del negociado y de la traición de gobernantes y políticos deshonestos, pero que hoy, mediante al gobierno del Presidente Cartes, “se constituye en una de las rutas más seguras del país gracias a un gobierno transparente que desde el primer día buscó el progreso del país y la felicidad de la gente, a través de la construcción de caminos de todo tiempo, puentes seguros, viviendas dignas, la mecanización agrícola y un mejor acceso a la salud y la educación”.

La ruta San Ignacio-Pilar hoy se constituye en una ruta con altos estándares de seguridad y confort gracias a la tecnología aplicada en su reconstrucción y mediante la utilización de productos de última generación a fin de mejorar sustancialmente la calidad y durabilidad, como el cemento polímero.

Jiménez Gaona remarcó que la profundización de la base estructural, la ampliación de la rasante y la utilización de mayor cantidad de piedra no representaron mayor costo para el Estado. “Esta ha sido la constante en este Gobierno, una marca que los negadores del progreso se empeñan en ignorar”, añadió.

En otro momento ratificó que el Gobierno Cartes era de acción y por eso las obras de infraestructura en el departamento de Ñeembucú no pararán.
Seguidamente anunció que hoy el Gobierno Nacional dio la orden de inicio, en el primer tramo, de la construcción y pavimentación de la ruta Alberdi-Pilar.