Con una inversión de US$ 3.200.000, Roggio se alista para el Corredor de Exportación



Una nueva tanda de equipos fueron adquiridos por la empresa Benito Roggio e Hijos para ser utilizados en el primer tramo de la obra Corredor de Exportación, a ejecutarse entre los departamentos de Itapúa y Alto Paraná. La inversión en maquinarias asciende a US$ 3.200.000.

Recientemente, desde las oficinas centrales de la empresa en Asunción, partieron rumbo a la zona de obras dos palas cargadoras de la marca LiuGong, una extendedora de suelo Voegele, un camión Sinotruk 8 x 4 con capacidad de 25 toneladas, dos Isuzu D-Max y cuatro camionetas KIA de cabina simple.

“Este tipo de camionetas fueron 100% equipadas, son 4 x 4 y cuentan con aire acondicionado. Le incorporamos además el sistema de snorkel para adecuarlas a las condiciones del interior del país y para el trabajo en camino de tierra” explicó el Ingeniero Javier Sosa de Roggio.

Agregó que dichos vehículos realizan actividades de apoyos diversos a la operativa general de la obra y serán utilizadas por los profesionales del laboratorio, los topógrafos, los capataces y los mecánicos del taller.

“Deben ser 4 x 4 porque ahí prácticamente no podemos detenernos ni los días de lluvias. Hay labores que se pueden realizar y para ello tenemos que tener movilidad” enfatizó el Ingeniero.

Por tratarse de una obra de gran envergadura, aproximadamente un total de 120 máquinas estarán disponibles para los trabajos del primer tramo, que abarca una extensión de 50 kilómetros entre Natalio y Colonia 7 de Agosto. Entre los proveedores de los equipos se encuentran las empresas Target, Cimasa y Timbo.

“En la planta que estamos montando en la zona de obras, ya contamos con una parte de los equipos de trituración que fueron importados a través de la firma Irimaq. Disponemos también de dos zarandas de gran capacidad, aproximadamente 300 toneladas por hora, que fueron adquiridas de la empresa Target y de una camioneta Volkswagen Saveiro utilizada por el Ingeniero de la cantera y el Jefe de Gabinete de la obra” comentó Sosa.

Actualmente, se encuentra en camino vía importación, una mandíbula con una zaranda alimentadora, un scalper, dos conos de 300 HP y una planta de suelo de la marca LiuGong con capacidad de 500 toneladas por hora.

La obra Corredor de Exportación Natalio – Cedrales tendrá una extensión total de 143,2 kilómetros, paralela a la ribera del Río Paraná y será ejecutada en tres tramos por las empresas Benito Roggio e Hijos S.A., ECOMIPA S.A. e Ilsung Construction.