Hormigones de alta resistencia inicial facilitan apertura rápida al tránsito



Ing. Oscar BaccaroIng. Oscar Baccaro, de GM Sika Uruguay.

 

Las grandes ciudades no permiten la interrupción prolongada de su tránsito y menos el atraso en la habilitación de pistas en sectores específicos, como aeropuertos o terminales. La solución constructiva para estos problemas son los hormigones de alta resistencia inicial, para apertura rápida al tránsito, según planteó el ingeniero Oscar Baccaro, de GM Sika Uruguay y gerente regional para Latinoamérica del área de Negocios Concrete y Waterproofing.

“Lo que nosotros hicimos aquí en el Congreso fue simplemente trasmitir una tecnología que resuelve una problemática específica, que tiene una aplicación muy particular y que no es de extensión generalizada, pero que puede ser muy útil para casos críticos”, justificó el experto.
Indicó que los hormigones de alta resistencia inicial son de mejor calidad para la condición final de servicio, durante su vida útil. “Pero para lograr la resistencia inicial, se debe mejorar ese hormigón en todas su propiedades, a todas las edades”, indicó al tiempo de aclarar que dicha condición no varía las características del hormigón. “De ninguna manera una mayor resistencia inicial va en desmedro de las propiedades finales y durabilidad del hormigón. La resistencia es constante y, aún más, va en aumento a través del tiempo”, resaltó.
Sobre el ahorro del tiempo, dijo que hay experiencias donde se logran habilitaciones en solamente 6 horas. “Por supuesto son casos extremos, con dosificaciones muy controladas, muy trabajadas; como la que se logró en varios países de Latinoamérica, como el caso de México, donde se empleó el hormigón fast track, con resistencias que se pueden alcanzar a las 6, 12 y 24 horas”, comentó.

APLICACIÓN
En cuanto a las áreas de aplicación del método, el ingeniero Baccaro dijo que no es tanto para obras de edificación pero si para obras de infraestructura. “Por ejemplo, en la construcción de túneles por medio de las famosas tuneladoras, en las que se colocan segmentos de hormigón prefabricado. Esos segmentos de hormigón requieren de unas 6 horas y llevan un curado a vapor, que facilita su desarrollo de resistencias”, puntualizó.
Remarcó que a la resistencia del hormigón, que le aportan los materiales empleados, se suma el curado a vapor. “Este es un componente más de desarrollo en la calidad del hormigón. Juega un papel aún más preponderante”, subrayó.

Mejorar trabajabilidad, resistencia y durabilidad del hormigón

ING. FEDRIANIIng. José Fedriani, gerente de Ventas Técnicas.

Sika Paraguay Inatec es filial de Sika AG de Suiza, líder mundial en la producción de químicos para la construcción. Sobre la relación de los productos distribuidos por la compañía y el hormigón, el ingeniero José Fedriani, gerente de Ventas Técnicas de Sika Paraguay S.A., explicó que sus aditivos logran reducir el agua y mejorar la resistencia y durabilidad del hormigón. “Además, permiten mantener su trabajabilidad, desde el momento en que se lo elabora en planta hasta que se vierte en obra, posibilitando el transporte y bombeo del mismo”, apuntó.
Acotó que Sika Paraguay ofrece aditivos que se ajustan a las tendencias de utilización del hormigón, así como a distintos aspectos de la arquitectura y a las exigencias ecológicas. “Todas estas ventajas se complementan con una amplia gama de productos para otros campos de la construcción y la asesoría técnica en función de las necesidades específicas del cliente y del proyecto”, destacó.