Plantas de tratamiento cloacal de Asunción son verificadas por delegados del BID



Edna Armendáriz, delegada en Paraguay del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), visitó las dos plantas de tratamiento que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) ejecuta en la capital del país.

El itinerario se inició en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) de Varadero, donde pudo observar todo el proceso de funcionamiento. La acompañaron, especialistas del sector agua y saneamiento y fiduciario del organismo, responsable de financiar el Programa de Saneamiento Integral de la Bahía y Área Metropolitana de Asunción.

Este recorrido, liderado por el equipo técnico del programa, permitió a los visitantes conocer cada uno de los pasos del ciclo de procesamiento de los efluentes cloacales, que llegan hasta este lugar desde marzo pasado, provenientes de los barrios situados en el microcentro de la ciudad y áreas colindantes.

El grupo se trasladó luego hasta la PTAR de Bella Vista, cuyas obras exhiben hoy un 50% de avance. Allí, luego de participar de una presentación informativa, pudieron conocer cada una de sus áreas, en plena construcción. Entre ellas, la Estación de Bombeo 1 (EB1), en cuya excavación se utiliza el sistema de muro colado, una tecnología que permite realizarla con mayor rapidez y sin riesgo de derrumbe.

Dicha planta ocupará una superficie total de 8.100 metros cuadrados en un terreno de diez hectáreas. Podrá depurar un caudal de 4.400 litros de aguas residuales por segundo, provenientes de los barrios de la capital, y parte de las ciudades de Fernando de la Mora y Luque.

El tratamiento consistirá en la remoción de toda la basura, residuos sólidos, arena, aceites y grasas, presentes en los líquidos evacuados a través del sistema de alcantarillado sanitario.

De esta manera, se reducirá la carga contaminante emitida hoy al río Paraguay.

El resultado será una mejora de la calidad de las aguas y su ecosistema, del entorno del cauce y de la calidad de vida de la población de Asunción y del área metropolitana, estimada en 1.200.000 personas. La inversión prevista en su construcción es de G. 105.000 millones y proviene del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).