Obras de alcantarillado evitarán que residuos cloacales se mezclen con cauce del arroyo Itay



La construcción de áreas de retención temporal en el Parque Guasú Metropolitano no se convertirá en una cloaca a cielo abierto. Muy al contrario, en conjunto con las obras sanitarias previstas por la ESSAP, eliminarán la presencia de aguas negras.

De hecho, antes de que el proyecto de las áreas de retención temporal se concrete, el MOPC y la ESSAP, mediante el Plan Maestro de Alcantarillado Sanitario, estarán construyendo todos los colectores principales y secundarios del alcantarillado sanitario en la cuenta del Arroyo Itay, justamente para eliminar la posibilidad de que aguas cloacales se mezclen con su cauce.

Estas obras concluirán este año, o sea, mucho antes de la puesta en funcionamiento de las áreas de retención previstas en el Parque Guasú Metropolitano, que se estiman concluirían recién en dos años, cuando el Itay esté totalmente saneado.